La piedra del destino

  La piedra del destino también conocida como piedra Scone es el objeto mas sagrado de los escoceses. Piedra de la coronación, almohada de Jacob y piedra que canta (se dice que cantaba al coronarse sobre ella un rey de su gusto), guarda tras su tosca apariencia una historia impregnada de la mitos y leyendas que la convierten en un objeto venerado en Escocia desde sus mismos orígenes.


Devolución del gobierno británico de la piedra del destino a Escocia 


  Esta piedra solo tiene como inscripción una cruz latina. Aunque en su libro “Monumentos celtas” el cronista medieval Giraldus de Cambrai, dice que vio el siguiente lema escrito en la misma:

  “Si el destino es verdadero, luego los escoceses serán conocidos por haber sido reyes donde sus hombres encuentren esta piedra”

  La piedra del destino tiene un peso de unos 152 kilogramos y mide de 66 centímetros de largo, por 28 de ancho y 41,60 de alto.

  La leyenda nos cuenta que esta piedra se remonta a la época de Jacob nieto de Abraham, patriarca de las tres grandes religiones monoteísta la cristiana, la islámica y la judía. Nos cuenta la Biblia que Jacob tuvo un sueño profético en el que Yahvé le entregaba la tierra sobre la que estaba durmiendo y le prometía que tendría una progenie tan abundante como el polvo de la tierra.
Jacob durante este sueño habría apoyado su cabeza sobre una piedra. Cuando despertó la bendijo la unció con aceite y la coloco sobre un pedestal. Siendo conservada por el pueblo judío como objeto de culto.

  De acuerdo con esta tradición, la piedra estuvo en el Templo de Jerusalén hasta la invasión de Nabucodonosor, rey de Babilonia, en el 597 AC. Se cuenta que el profeta Jeremías junto con dos hijas del rey David escapó con la piedra a Egipto, de allí fue llevada a España y luego a las Islas Británicas.

  En estas tierras se convirtió en la piedra sagrada sobre la que son coronados los reyes irlandeses posteriormente los escoceses, tierras las de Escocia a las que llego en manos de los invasores Dalriados finalmente pasando a manos inglesas.


  El nombre que le dan los ingleses a la piedra “scone stone”. Proviene del lugar donde la encontró Eduardo I el rey ingles que domino Escocia, derrotando al famoso William Wallace en 1292. Esta se encontraba en el palacio de Scone, lugar donde se coronaban los reyes y reinas de Escocia. Siendo john Balliol él ultimo rey escoces coronado sobre esta piedra.



  De las tierras bajas de Escocia fue llevada a Londres como botín de guerra. Mandando el rey Eduardo I la creación de un trono para ser colocado sobre la piedra de Scone. Y ser usada en las coronaciones de los siguientes soberanos ingleses hasta que en 1996 fue devuelta a Escocia por la reina Isabel II, 700 años después de haber sido robada. Permaneciendo en la actualidad en el castillo de Edimburgo.



http://www.esotericosfehu.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada